EL Tiempo no pudo con 7º Subida a Palo Blanco

A pesar de lo difícil que amaneció el día con frio, lluvia y niebla, la 7º Subida a Palo Blanco estaba preparada, muchísimo público en el trazado esperando se diera la salida a esta temporada 2019 de montaña en Tenerife, con muchos equipos retocando sus nuevas monturas de reciente adquisición, y todos con renovadas ilusiones puestas en esta nueva temporada. Los nervios afloran, falta poco para la salida, y no deja de llover, motivo de preocupación en el parque de asistencias. Pero nuestro director de carrera, Pablo Estévez, llama a las primeras unidades a la salida, se han pasado todas las inspecciones de seguridad, el coche cero ya llegó a meta y arranca la temporada 2019.
Replican todas las emisoras de los comisarios de ruta, 201 en pista, la regularidad daba comienzo a esta temporada y así tomando parte todos y cada uno de los participantes.                                                                                                                                                                                                                                           

Tres mangas a celebrar y en la de entrenamientos, ya Félix Brito demostraba el poderío de su nueva montura Subaru Impreza WRC S12, sacando tres segundos a Pedro Javier Afonso y un sorprendente R5GT Turbo pilotado por José Antonio González marcaba el tercer mejor registro. En el apartado de barquetas, el único participante, Javier Afonso, llegó a meta con un buen tiempo registrado de 3:59.904.

Segunda manga y todos a afinar las trazadas para bajar los registros y escalar posiciones, algo que a Félix Brito le fue necesario, ya que se marcó una bajada de 33 segundos, dejando el crono en 3:24.585, que al final sería el mejor registro. A todo esto hay que añadir que las condiciones de la pista habían mejorado bastante, por detrás todos bajaban su registro y muchos pilotos como Manolo Mesa, Fran Suárez, Juan Luis Cruz y José Luis Méndez, se acercaban a la cabeza en esta manga. Decir que hubo retraso por averías en el trazado, donde hubo que emplearse a fondo para limpiar zonas con aceite. Con todo esto, nos quedaba otra manga por disputar y los pilotos bajaban en caravana alentados por los incondicionales aficionados.                                                                                                                                                             

Todo preparado para salir en la segunda oficial y no solo la lluvia nos visitaba de nuevo, sino que se traía consigo la niebla. Qué pasaría, nadie lo tenía claro, pero en la 1º oficial los tiempos en seco parecían dictar sentencia en la clasificación, pero había que salir a pista y ahí que iban uno a uno, subiendo a Palo Blanco con unas difíciles condiciones climáticas. En meta los cronos dictan sentencia, los mejores de esta manga, Pedro Javier Afonso, que marcaba 3:45.734 y mejoraba su registro, seguido de José Antonio González con su Peugeot 106 y Manolo Mesa con un registro de 4:09.003.

Estaba claro, la 1º manga oficial y su asfalto seco habían dictado la clasificación final, dejando a Félix Brito como ganador, siendo segundo Manolo Mesa y cerrando el podium Fran Suárez.
En barrquetas, Javi Afonso ganaba, demostrando que quería correr y prueba de ello es que en la primera oficial llegaba a meta con un golpe en la rueda trasera que no se pudo reparar para la última manga.

En la regularidad sport, Rubén Romero no dió opciones y cogió el mando de la operaciones con su Renault 5 de principio a fin, dejando la segunda posición para Ubay Ravelo, que hizo lo propio con el tercer clasificado, Nicolás Quintero.                                                                                                                             

En regularidad súper sport, bonita lucha entre José A. Quintero y Alejandro Hernández, que quedaron primero y segundo respectivamente, dejando 6 décimas entre ambos y el tercer puesto fue para Zósimo José Ramos.                                                                                                                                                 
Después de lo vivido este fin de semana, orgullosos de haber sacado esta prueba adelante, por supuesto contando con la ayuda de todos y agradeciendo su colaboración. Ya nos ponemos manos a la obra para la 8º subida a Palo Blanco.